miércoles, 2 de mayo de 2012

Sony DT 50mm. f1.8 SAM (Plastic Fantastic)

Mi intención era tener un objetivo para retratos que me diera más calidad que mi objetivo zoom. Como casi siempre hago (por no decir siempre), miré por internet para recabar cuanta información encontrara sobre el tema y que fuera válido para mi montura Sony Alpha.

Todos hablaban muy bien de este objetivo. Las únicas opiniones en contra eran por su focal, quizás un poco corta para retratos (con el factor de recorte se queda en un 75 mm.) y un poco larga para paisaje o arquitectura, es decir que se podía "quedar en tierra de nadie". Miré los precios y rondaban sobre los 150 €, nuevo, y desde 90 a 110 €, de segunda mano.

Como la inversión no era mucha, decidí comprarlo de segunda mano a un compañero que se quería desprender de él. Una vez en mis manos quedé gratamente sorprendido.

Características:

Montura: Sony SAL
Tipo de sensor: APS-C
Focal: 50 mm. (75 mm. eq. en 35 mm.)
Abertura máxima: f1.8
Abertura mínima: f22
Motor de enfoque: SAM (Smooth Autofocus Motor)
Peso: 170 grms.

Primeras impresiones:

Es muy pequeño, no pesa casi nada y es todo plástico. Sin poner en la cámara da una sensación un tanto extraña, parece de juguete... Una vez puesto (quizás sea impresión mía) la sensación cambia y parece un poco más sólido. De todas formas no creo que nadie lo utilice para jugar al fútbol con él, utilizado normalmente creo que tendré objetivo para muchos años...

Pruebas:

Lo primero que hice fue hacer fotos con la máxima abertura (f1.8) y la verdad es que quedé gratamente sorprendido. La nitidez que ofrece es insultante... dicen que las esquinas, a esa abertura, son un poco débiles y que cerrando un poco el diafragma mejora notablemente. En las pruebas que he efectuado, si eres muy escrupuloso en el análisis, quizás puedas detectar esa supuesta "debilidad", aunque sinceramente yo prácticamente no he detectado nada de ese supuesto problema.

También comprobé que, en contra de algunas opiniones, no se "queda en tierra de nadie" ya que, para mí, es un objetivo ideal para retratos, teniendo claro que no es para llevarlo siempre en la cámara, pero bueno... para eso ya tenemos otro tipo de objetivos.

Lo que no acabo de entender es lo del SAM. Lleva el motor de enfoque incorporado en el propio objetivo y no llego a entender las ventajas que eso supone. Teniendo motor de enfoque incorporado en la propia cámara y siendo este muy preciso, al menos con el resto de objetivos que tengo y he tenido, no entiendo la política de Sony de incluirlo en el propio objetivo, sin que éste, en mi opinión, aporte nada nuevo. Todo lo contrario ya que, por ejemplo, con mi Sony A700 simplemente con la pulsación de un botón en la propia cámara puedo pasar de enfoque manual a automático, una opción muy práctica que no he visto en el resto de cámaras de su gama y que con este objetivo ya no puedo utilizar. La única forma de pasar de enfoque manual a automático es de la palanca situada en el propio objetivo. No obstante, una vez que te haces con él, tiene un enfoque certero.

El bokeh (desenfoque) que genera este objetivo es sensacional siendo muy suave y sin estridencias, sin manchas marcadas y siendo éste muy agradable.

Conclusión:

Es un objetivo totalmente recomendable. Desde luego que hay objetivos mejores que éste, pero con este precio y dando esta calidad... lo dudo...

Una última cuestión. He adquirido un filtro "Close-up" (lente de aproximación) de 3 aumentos marca Hoya, con la intención de utilizar este objetivo como macro o algo que se le acercara. La sorpresa fue mayúscula por la tremenda calidad que se obtiene. Investigando por la red, recomiendan que estas lentes sean de calidad y sobre todo de marca Hoya (de ahí mi adquisición), pero es que a mi me costo en ebay 6,00 €, ¿Quién no tiene un "objetivo macro" por ese precio?. La segunda que adquiera será de 4 ó 6 aumentos...

En este blog encontraréis ejemplos realizados con este tándem de objetivo+close-up.

Datos de la toma:
Cámara: Sony DSLR-A700
Objetivo: Sony DT 50 mm. 1.8 SAM
Abertura: f1.8
Velocidad: 1/50
ISO 400
Luz ambiente

Datos de la toma:
Cámara: Sony DSLR-A700
Objetivo: Sony DT 50 mm. 1.8 SAM
Abertura: f2
Velocidad: 1/4000
ISO 100


Algunas fotos más con este magnífico objetivo.

11 comentarios:

  1. Yo creo que un 50mm no tiene que faltar en el equipo de ningún fotógrafo. Por el precio que tiene el rendimiento es espectacular. Yo me compré un Minolta AF f/1.7 de segunda mano y es una de las mejores inversiones que hice.

    Por otro lado, en cuanto a lo usarlo como objetivo macro, yo tengo una lente de aproximación Raynox DCR-250 de 8 dioptrías que me permite hacer unas macros espectaculares con el objetivo todoterreno (Tamron 18-200), pero para acoplarla al 50mm es demasiado justa. Aquí tienes un ejemplo:

    https://plus.google.com/u/0/photos/111952168188334277791/albums/5631859323446348753

    Por este motivo la semana pasada compré unos tubos de extensión que me convierten el 50mm en un objetivo macro sin perder nitidez (las lentes intercaladas siempre disminuyen la calidad de imagen). Este puente he estado probando y la verdad es que creo que venderé la Raynox. Aquí la única foto que he publicado por ahora:

    http://www.santimb.com/2012/05/cuidando-del-rebano.html

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar y comentar.

      Está claro que lo mejor para la macrofotografía es un buen objetivo macro... Pero, lamentablemente, son muy caros...

      El siguiente escalafón serán, con toda seguridad los tubos y/o fuelles de extensión, pero les veo el "pero" de que son grandes y aparatosos en su utilización.

      Por eso, para empezar en eso del macro y comprobar si me gusta o simplemente para realizar de vez en cuando alguna foto macro o algo que se le parezca, es por lo que me decidí por las lentes de aproximación. Creo que tienen una serie de ventajas que no tienen otros sistemas:

      - Son fáciles de utilizar, se enroscan al objetivo y listo.
      - No es necesario ni desmontar ni sustituir el objetivo.
      - Por su poco peso y volumen puedes llevarlas siempre.
      - No hay reducción de la luz que llega al sensor.
      - Y por último, pero no menos importante, son baratas...

      Dicen que para obtener una buena nitidez debes cerrar mucho el diafragma. Por mi experiencia (que es poca) con la lente +3 hasta con f1.8 te puede dar unos resultados aceptables, eso sí en ese caso la profundidad de campo es mínima.

      Unos ejemplos:

      http://www.midiendolaluz.blogspot.com.es/2012/02/cerca.html

      La aproximación que obtengo con la lente +3 es aproximadamente 1:4 (de ahí el querer conseguir algo más).
      No cabe duda que no es lo más adecuado para hacer macro, pero bueno para hacer una toma de vez en cuando, creo que podrá servir...

      Saludos y gracias de nuevo.

      Eliminar
    2. Lo veo... y está muy bien el resultado de estas lentes. Ahora bien, como tú dices, 1:4 es poco para macro, pero como acercamiento está bien para captar detalles pequeños.

      Eliminar
  2. Hola que tal, buscando información sobre el SAM f1.8 en toda la red dí con tu blog en cual es fascinante. Me agrado mucho toda la información que pusiste sobre este objetivo. Estoy interesado en adquirirlo y quería ver pruebas con él. Tengo el básico 18-55 y un sigma 70-300 y quisiera comprarme el 50mm para retratos con enfoque selectivo, ¿Crees que sea suficiente para un buen enfoque selectivo el f1.8? Tambien lo quiero usar para fotos instantaneas o tambien para ciertos paisajes, ¿Es el adecuado este objetivo? Muchas gracias, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto mi camara es una Alpha A37, quisiera saber que tal se comporta este lente en este tipo de cámaras con sensor APS-C con espejo traslúcido. muchas gracias un saludo

      Eliminar
    2. Creo que si hechas un vistazo a la sección "Mis Fotos", hay un enlace a fotos realizadas con ese objetivo. Hay tomas de retrato, paisaje, macro... que espero te despejen esas dudas.

      De seguro hay objetivos mejores, pero más caros... Si tu intención no es dar el salto al formato completo, en mi opinión, es una muy buena opción; en caso contrario deberías mirar el Sony DT 50 mm. f1.4.

      Para mi el 50 mm. es una óptica imprescindible para aprender y practicar, al no tener zoom te obliga moverte para buscar la mejor composición. Por otro lado éste en concreto (al menos la copia que yo tengo) da muy buena calidad, incluso a su abertura máxima.

      En cuanto a la compatibilidad con tu cámara, en teoría, debería de funcionar incluso mejor que con la mía (A700) ya que, tengo entendido, que con el visor electrónico tienes mucha más información y opciones que con el óptico.

      Espero haberte ayudado.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Hola Jesús gracias por compartir tus conocimientos ya q me aclaran algunas dudas. Yo tengo tambien una Sony alfa sólo que la mía tambien es A37 apenas empiezo en el mundo de la fotografia, me gustan más los retratos por lo q compraré este objetivo. Sólo tengo una pregunta haber si pudieras ayudarme ya que aún no encuentro información sobre esto. Mi pregunta es, este modelo mío A37 tambien contará con motor de enfoque en el cuerpo como tu cámara!? De antemano gracias, un saludo.
    Moisés R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moisés:

      Que yo sepa todas las cámaras Sony Alpha tiene motor de enfoque en el cuerpo de la cámara, con lo que podrás utilizar sin problemas los objetivos que no lo posean. Otra cosa en que las ópticas modernas lo tengan (tanto SAM como SSM) y que al montarlos en el cuerpo desactivan automáticamente el sistema de enfoque de éste (por ejemplo el objetivo de esta entrada).

      Saludos.

      Eliminar
  4. Ah ok. Que bien ;-) asi podré aprovechar el costo más bajo de un objetivo que no cuente con autoenfoque. Pero donde ya no entendí bien es donde" dices que las ópticas modernas......." quizá sea un error de dedo je, muchas gracias por contestar y compartir tus conocimientos jesús. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que no me haya explicado bien.

      Denomino "ópticas modernas" a aquellas que llevan el motor de enfoque incorporado y no necesitan del cuerpo de la cámara para que les transmita el movimiento a las lentes y puedan enfocar. En teoría, son más rápidas, silenciosas y con un enfoque más preciso. Por ejemplo:

      Sony 50 mm. f1.8 SAM
      Sony 18-55 mm., f.3.5-5.6 SAM
      Sony 50 mm. f1.4 SSM (Carl Zeiss)

      Este tipo de lentes, al montarlas en nuestras cámaras, desactivan automáticamente el mecanismo de enfoque de éstas.

      Pero hay otras, por ejemplo:

      Sony 16-105 mm. f3.5-5.6
      Minolta 50 mm. f1.7
      Minolta 100-200 mm. f4.5

      Que no llevan motor de enfoque y necesitan del cuerpo de la cámara para que les transmita el movimiento a sus lentes y pueda ser posible el enfoque.

      En el cuerpo de tu cámara, en el aro de unión con el objetivo, verás que hay un pequeño saliente (parecido a la punta de un destornillador), éste es el encargado, al unirse con el de los objetivos que no tiene motor de enfoque, de transmitir el movimiento a las lentes para que puedan enfocar.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Entendído al 100 :-D muchas gracias. Me sirve múcho la información. Gracias de nuevo jesús

      Eliminar